¿Cuáles son los puntos débiles más comunes?

La cobardía tiene su origen en la inseguridad y falta de autoestima. Egoísmo: es otro de los puntos débiles más comunes y se basa en priorizar nuestro propio bienestar e interés por encima del de los demás. Antipatía: muchas veces pecamos de ser antipáticos cultivando una actitud estúpida y un poco irrespetuosa.

¿Cómo elegir los puntos fuertes y débiles?

Para responder bien a esta pregunta, hay que elegir qué puntos fuertes y débiles se tienen y ponerlos con relación a las competencias del puesto al que te presentas. Por este motivo, es importante que analices bien la oferta de trabajo y qué es lo que necesitan. En función de eso podrás orientar tu propia experiencia.

¿Cuáles son los puntos fuertes de tu trabajo?

Céntrate primero en los puntos fuertes que crees que tienes y que sean necesarios para el trabajo. Pueden ser habilidades, algo que te distinga: tu forma de ser y actuar ante circunstancias exigentes…

LEER:   Cuantas bayas existen?

¿Cómo identificar tus debilidades y fortalezas?

Identifica tus debilidades de la misma forma que hicieste con las fortalezas y piensa en algo que no sea requisito indispensable para el puesto. Pero digas tampoco una tontería no relacionada con el trabajo como: no sé cocinar para un puesto de contable.

¿Cuáles son los puntos débiles para decir en una entrevista de trabajo?

Uno de los ejemplos de puntos débiles para decir en una entrevista de trabajo que pueden ser percibidos rápidamente como un aspecto positivo, es cuando asumes más responsabilidades de las que te han encargado. Esto sin duda alguna puede ser un punto débil para ti, ya que te sobrecargas de ocupaciones y puedes terminar agotado.

¿Cuáles son las debilidades?

Por ejemplo, una debilidad puede ser la puntualidad (siendo impuntual de normal), la memoria (siendo olvidadizo), la responsabilidad (mostrando actitudes irresponsables), entre otras muchas debilidades que cada uno debe saber cuáles son las que tiene para poder hacer un trabajo de identificación y mejorar estas debilidades,

LEER:   Como ganar en el ajedrez en pocas jugadas?

¿Cómo conocer las debilidades que tienes?

Para poder conocer las debilidades que tienes deberás hacer un trabajo de autoconocimiento y conocerte mejor a ti mismo que a los demás. De este modo, podrás tener claro qué aspecto quieres mejorar y olvidarte del «yo soy así» o del «no puedo hacerlo».